¿Quién soy Yo?: La Ley de la Reversibilidad

infinity-symbol

Lo vocacional se confirma diariamente en los hechos, no puede decirse que un alma tiene vocación espiritual por el solo hecho de decirlo o pensarlo, la vocación espiritual es un replanteo permanente, de ¿quién soy yo? en cada circunstancia de la vida.

No puede decirse que se tiene vocación espiritual por que se esté en un lugar que considero espiritual, o se esté con alguien hablando de temas espirituales, o leyendo, o escuchando sobre temas espirituales.

La vocación espiritual, es mi respuesta como soy, tal cual soy, en la vida cotidiana.

En los momentos actuales de evidente caos en lo físico, en lo psíquico, en lo ambiental, ya no es útil una mente racional, lineal, porque genera conclusiones personales sobre los hechos a suceder y los que están sucediendo, el ser proyecta de acuerdo a su razón, y su razón simplemente se mueve a través de una línea trazada por la especulación y los miedos acumulados desde la niñez.

Hoy es más adecuado al momento, una mente abierta, con una actitud diferente y un método más acorde a los continuos cambios que se suceden.

La actitud debe ser reversible y la mente utilizar la negación afirmativa, urgen estos cambios, lo racional es limitado, estrecho y nunca participativo, ya que nace de una razón personal, sigue una dirección personal y su fin es personal es decir: que entiendo yo, que pienso yo, que creo yo, es decir nace del yo personal y no tiene más alcance que eso.

La reversibilidad permite ver al yo real, y no a los yoes, permite comprender la unicidad en la multiplicidad, como el día y la noche son el día, como lo bueno y lo malo, un solo movimiento, etc.

La mente reversible es lo más cercano a la mente potencial del Universo, lo que significa que tiene posibilidades infinitas tanto en su creación como en su plasmación.

La reversibilidad permite que lo que hoy es bueno, nació de algo que antes no lo era tanto, que lo que hoy callo por necesidad, mañana debo decirlo por necesidad, que lo que hoy afirmo con tanto énfasis y seguridad, mañana quizás lo dude, no lo recuerde o lo niegue con la misma seguridad.

La ley de reversibilidad sigue los ciclos que se cumplen naturalmente en la vida, en la tierra, en el cosmos, etc., donde todo sin excepción es nacimiento y muerte, por eso lo más adaptable al momento actual del ser y la humanidad en su evolución, es esta ley.

Debo acostumbrarme al ejercicio de poder afirmar algo, negarlo y luego volverlo a afirmar, es así la trama de la vida, como la de un tejido donde primero se teje hacia adelante, luego se vuelve atrás y así se va tejiendo una manta, la manta de la vida.

Deja una respuesta

Debes iniciar sesión para comentar.